Dagoberto Rodriguez

La artesanía y la reflexión sustentan el trabajo del artista cubano Dagoberto Rodríguez, miembro fundador del reconocido colectivo Los Carpinteros y solista desde 2018. Su práctica comprende obras gráficas, instalación, video y escultura, combinando elocuentemente comentarios políticos o sociales con empatía e ingenio. .

Rodríguez se graduó del Instituto Superior de Arte en La Habana, Cuba en 1994. Allí conoció a Marco Castillo y Alexandre Arrechea; formaron un trío artístico en 1992 y dos años después se dieron a conocer como Los Carpinteros. El nombre en sí, hace referencia al uso de madera y otros materiales reciclados en sus primeros trabajos y también apunta a un rechazo de la división entre artesanía, vida cotidiana y bellas artes.

Aunque Alexandre Arrechea dejó el grupo en 2003, Rodríguez y Castillo continuaron trabajando juntos como Los Carpinteros hasta 2018. En el contexto de la crisis económica cubana a principios de la década de 1990 y el legado más amplio de la Revolución Cubana, la pareja desarrolló un lenguaje visual basado en torcer humorísticamente las percepciones de los objetos cotidianos, los símbolos físicos y la arquitectura. Su trabajo se ha mostrado en todo el mundo y forma parte de prestigiosas colecciones que incluyen MOMA New York; Tate Modern, Londres; Museo Reina Sofía, Madrid y Centro Georges Pompidou, París.

Desde 2018, Dagoberto Rodríguez ha desarrollado proyectos en solitario y colaboraciones con otros artistas. Trabajó con el dramaturgo Abel González Melo en la producción teatral Fuera del Juego y con el compositor Joan Valent en la portada de su álbum de 2019, Poetic Logbook. Su serie Los Emblemas reúne consignas cubanas o palabras de discursos revolucionarios con la tipografía art deco de automóviles estadounidenses, mientras que las acuarelas de túneles construidos con lego o esculturas de terracota de bombas y satélites apuntan al interés constante de Rodríguez en los objetos y la fluidez del significado.